Durante el fin de semana se desactivaron dos fiestas clandestinas, de las que participaban unas 120 personas aproximadamente. Estas situaciones se vienen repitiendo desde hace un tiempo a esta parte, violando los protocolos vigentes por la situación epidemiológica.

En primer lugar, alrededor de las 2:15hs. y luego de denuncias telefónicas, los agentes municipales y efectivos de las fuerzas policiales se congregaron en la intersección de las calles Bv. Buenos Aires y Las Acacias, donde se estaba llevando a cabo una fiesta al aire libre con la participación de unas 90 personas. Se labraron actas por violación de los protocolos y por entorpecimiento al accionar policial.

Más tarde, pasadas las 4:30hs., inspectores municipales y uniformados de diferentes fuerzas policiales se constituyeron en un domicilio ubicado sobre calle Entre Ríos al 2700 e interrumpieron una reunión clandestina de la que participaban unas 30 personas. Se labraron diferentes actas.

En ambas reuniones, al percatarse de la presencia policial, muchos de los presentes se escaparon. Además se secuestraron bebidas alcohólicas, motocicletas y se dio intervención a la UDER por la presencia de menores de edad.