El decreto nacional de aislamiento obligó a los deportistas a abandonar sus rutinas diarias y a reinventarse para mantenerse en forma.


Desde el 20 de marzo y debido al decreto nacional de aislamiento social, preventivo y obligatorio, casi todos los aspectos de la vida se vieron transformados por un nuevo contexto que afectó la cotidianeidad.

El deporte fue uno de los rubros más afectados. A la fecha, solo algunas disciplinas deportivas fueron habilitadas, mayormente las que no requieren de prácticas grupales o congregantes. Otras, y quizás las más populares, aún no tienen certezas sobre cómo y cuándo se dará el reinicio, por ejemplo el fútbol, hockey, voley, basquet, entre otros.

Vía San Francisco, dialogó con algunos deportistas de la ciudad para conocer cómo transcurren esta etapa de aislamiento que les impide continuar con sus entrenamientos habituales.

Nicolas Trucco es jugador de fútbol del Club Atlético Antártida Argentina, de la ciudad de San Francisco. Al ser consultado sobre cómo continuó con los entrenamientos durante esta cuarentena, relató: “traté de mantenerme en movimiento con los trabajos físicos que nos pasaban los entrenadores, siempre adaptados a lo que se puede hacer en casa, buscando materiales que comúnmente tenemos. También hicimos entrenamientos virtuales, mediante la plataforma zoom”.

Nicolas Trucco – Club Atlético Antártida Argentina

“La cuarentena se hizo pesada porque fue un cambio rotundo. El no poder hacer deportes, o simplemente visitar a mis familiares y amigos, me afectó bastante porque es algo hacía todos los días”, continuó.

En cuanto a la suspensión de los campeonatos, Trucco indicó: “uno deja de tener esas ganas de entrenar o estar a punto físicamente, ya que nos encontramos en una realidad muy difícil, en la que cada vez hay más contagiados y la vuelta a lo deportivo está cada vez más lejos”.

Por otro lado, Clara Roasso, jugadora de hockey también del Club Atlético Antártida Argentina, indicó: “con respecto a esta situación creo que, como todos, tuve que adaptarme a varias cosas. No solo a entrenar, sino también a estudiar acá en casa y a volver a convivir con mi familia ya que normalmente yo vivo en Cordoba porque estudio allá”.

Clara Roasso – Club Atlético Antártida Argentina

“En cuanto a los entrenamientos, al principio de la cuarentena seguí entrenando desde casa. Algunas veces hacía el “Cardio de la Felicidad” de Julieta Puente, otras buscaba rutinas por internet y las copiaba y hasta corría por el patio. También entrenaba junto con mis hermanas y eso lo hacía más entretenido. cuando supimos que no íbamos a poder volver a entrenar con normalidad, con las chicas del club empezamos a entrenar por meet, los martes y jueves. Nos conectamos a las 8.30, nuestro PF nos arma y nos pasa diferentes rutinas“, relató Clara.

Sobre la manera en la que lleva este período de aislamiento dijo: “esta situación me afectó bastante. Tenia la ilusión de que el torneo arranque y estaba con muchas ganas de volver a entrenar. Siento que perdí mucho el ritmo, ya que no es lo mismo entrenar en casa que en la cancha”.

Ambos concluyeron en que extrañan volver a entrenarse y a disfrutar del deporte, aunque entienden lo excepcional de la situación y buscarán la manera de seguir entrenándose desde casa o desde donde se pueda.




Comentarios