En vísperas de la recepción de casi 100.000 vacunas para la campaña de prevención por la pandemia, la ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, afirmó que Rosario está en una de las “zonas rojas” por contagios de coronavirus. Así se refirió a la aceleración de la curva epidemiológica en las últimas semanas y anticipó que puede haber un salto tras Semana Santa.

Luego de mantener una videoconferencia con intendentes y presidentes comunales junto al gobernador Omar Perotti, la funcionaria señaló que la ciudad está en uno de los cinco departamentos con mayor tasa de incidencia de casos. La lista se completa con Caseros, Belgrano y San Lorenzo, también en el sur santafesino, y Castellanos.

Durante una conferencia de prensa en el inicio de la vacunación a docentes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Martorano consideró “probable” que se incrementen los casos después del fin de semana largo. En este sentido, consideró que el escenario es similar al de las fiestas de fin de año, cuyo “coletazo” se vio a mediados de enero.

Es momento de extremar cuidados”, advirtió la ministra. De esta manera, descartó la posibilidad de restringir actividades como respuesta en el corto plazo frente a la suba de contagios e internaciones en la provincia.

Por otra parte, la funcionaria anunció para este lunes la llegada de una partida de 70 mil vacunas de Sinopharm y otras 27.000 dosis de Sputnik V. De acuerdo a registros oficiales del día anterior, 273.868 personas ya recibieron la primera inyección para prevenir el contagio de COVID-19. Esta cifra representa casi el 23 por ciento del total de la población de grupos prioritarios en Santa Fe.