A pesar de las dificultades que se vivieron este año a causa de la pandemia por coronavirus, el martes 22 de diciembre cerca de 300 niños salteños de toda la provincia fueron agasajados por la fundación Granito de Arena en su tradicional comida de fin de año, en el salón Elegance.

Desde hace más de una década, esta movida solidaria tiene como único objetivo que los niños sean parte y protagonistas de las principales celebraciones del año, como por ejemplo Navidad. Los invitados a la celebración fueron niños de hogares, escuelas, merenderos y otras instituciones de Salta Capital y el resto de la provincia.

La Fundación Granito de Arena celebró su tradicional cena de fin de año con chicos de toda la provincia y siguiendo los protocolos de bioseguridad e higiene.Fundación Granito de Arena (Custom credit)

Para la celebración, las mujeres de la ONG se vistieron de “Mamá Noel” y prepararon una increíble cena para todos los niños, usando los mejores productos. Respondiendo a los deseos de los chicos, se sirvieron milanesas con papas fritas, y de postre hubo helado.

Gracias a la generosa colaboración de cientos de personas, de forma pública y privada, se pudo realizar este tradicional festejo, destinado especialmente a los niños que por distintas situaciones no tienen acceso a las grandes celebraciones. Además, se trata de niños que tienen un meritorio desempeño escolar.

La Fundación Granito de Arena celebró su tradicional cena de fin de año con chicos de toda la provincia y siguiendo los protocolos de bioseguridad e higiene.Fundación Granito de Arena (Custom credit)

Los voluntarios de la Fundación recibieron a los chicos de las instituciones invitadas con una gran sonrisa y muchos gorritos navideños. Al final la comida, y los espectáculos infantiles organizados, se hizo entrega de un bolsón navideño repleto de budines, pan dulce, gaseosas, turrones, golosinas y mucho más, así como también un regalito personalizado.

La Fundación Granito de Arena celebró su tradicional cena de fin de año con chicos de toda la provincia y siguiendo los protocolos de bioseguridad e higiene.Fundación Granito de Arena (Custom credit)

No faltó tampoco la presencia de Papá Noel visitando cada mesa, y un mago presentó su show para asombro de los pequeños invitados. La cantidad de voluntarios fue limitada por la situación epidemiológica. Se siguieron los protocolos preventivos de coronavirus, incluyendo el uso del barbijo.

Aunque el año fue muy complicado, la Fundación puso un gran esfuerzo para ayudar a estos niños. Entre los voluntarios se encontraron Griselda Vargas, Sandra Padilla, Romina Castro Zea, Jorgelina Montero, Miguel Farías, Gustavo Licuime y más. Además, el miércoles 23 visitaron un merendero de Villa Floresta con regalos y bolsones para los chicos.

La Fundación Granito de Arena celebró su tradicional cena de fin de año con chicos de toda la provincia y siguiendo los protocolos de bioseguridad e higiene.Fundación Granito de Arena (Custom credit)