Un nuevo proyecto presentado a la Cámara de Diputados busca establecer nuevas reglamentaciones sobre las fumigaciones aéreas: principalmente, se busca correr el límite mínimo del uso de agroquímicos de 500 metros a 3.000 metros de las zonas urbanas, con el objetivo de proteger la salud de los vecinos, familias y niños.

El proyecto fue presentado por la diputada provincial Gladys Paredes, quien es médica y hace más de 30 años que vive en el norte. Como contó en diálogo con Aries Online, en aquel entonces no se veían tumores ni cáncer en adultos y niños, pero con el paso de los años empezaron a aumentar los casos de leucemia, cáncer, labio leporino, tumores y malformaciones.

Gladys Paredes

Sostiene firmemente que hay una fuerte relación entre el uso de agrotóxicos y la aparición de estos síntomas, asegurando que es importante dar una buena seguridad sanitaria. Su proyecto se basa en un fallo de San Nicolás, el cual dispuso que las fumigaciones aéreas de Pergamino tienen que tener una distancia mínima de 3.000 metros entre la planta urbana y el límite del terreno del cultivo.

De esta forma, al aumentar el número del límite mínimo se le da una seguridad sanitaria a las familias, asegurándose de que las gotas o restos de agrotóxicos no lleguen de ninguna forma a los patios o techos de las casas.