Este martes se notificaron 227 casos nuevos de COVID-19 en la provincia, de los cuales 205 corresponden a muestras procesadas por laboratorio y 22 definidos por criterio clínico epidemiológico, según el reporte diario del Ministerio de Salud de la provincia. El lunes se reportaron sólo 52 contagios.

Desde el inicio de la pandemia, en la Provincia suman 34.638 los casos confirmados, de los cuales se recuperaron 30.845, es decir el 89%. Sin embargo, 1287 pacientes murieron por complicaciones con el virus que tiene en vilo al mundo. Además, actualmente hay 136 pacientes internados en unidades de terapia intensiva y 41 con asistencia respiratoria mecánica.

El lunes pasado en el Centro Cívico Grand Bourg, el jefe de Sala de Situación, Miguel Astudillo, confirmó que “la curva epidemiológica sigue una tendencia de aumento sostenida pero lenta en Salta”. También destacó que cambió en mapa de departamentos provinciales en estado de riesgo epidemiológico. “La semana pasada era preocupante. Hubo una mejora sobre ese mapa; Capital, La Caldera, Rosario de Lerma, Los Andes, La Candelaria, han salido de la zona roja y están en zona de riesgo medio”, aclaró.

Por otro lado se confirmó que de las 1800 notificaciones de síntomas compatibles con COVID-19 o contacto estrecho en establecimientos educativos de la provincia, el 15% dio como positivo, según informaron autoridades sanitarias de la provincia. “De ese total el 60% involucra a docentes, un 33% involucra a alumnos y un 7%, a personal no docente”, detalló Astudillo.