Madre, padre e hijo irán a juicio por un hecho de abuso sexual ocurrido en el contexto de la congregación religiosa de Salta durante 2019. José Luis Miranda, de 31 años, como autor del delito de abuso sexual con acceso; su padre, Benjamín Miranda Abilés, de 57 años, como autor del delito de corrupción de menores agravada; y contra su madre, Sabina Martha Mamaní, de 53 años, como autora del delito de corrupción de menores agravada en concurso real con el delito de encubrimiento del delito de abuso sexual con acceso carnal.

Tanto el presunto abusador como sus padres formaban parte de un grupo evangélico perteneciente a la Iglesia Evangélica “Ministerio Apostólico y Profético de Restauración Visión de Águila”, donde captaban a familias humildes y en situación de vulnerabilidad.

Una de estas personas que acudió al grupo evangélico fue la víctima, de 13 años en esa fecha, que sufrió abusos por parte del predicador José Luis Miranda. La menor quedó embarazada y dio a luz a un hijo de Miranda, hecho que quedó confirmado con las pericias genéticas.

Los acusados formaban parte de un grupo evangélico perteneciente a la Iglesia Evangélica “Ministerio Apostólico y Profético de Restauración Visión de Águila”(Policía de Salta)

Los padres del abusador, el pastor Benjamín Miranda Abilés y su esposa Sabina Martha Mamaní, quien tenía la guarda provisoria de la menor, están acusados de promover y facilitar el abuso de la menor. Ya que se presume que Mamaní, teniendo conocimiento de que su hijo mantenía una relación amorosa con la menor, consentía dicha relación, además de facilitarla y fomentarla.

El fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra, representa al Ministerio Público ante la Sala II del Tribunal de Juicio del Distrito Metán en la audiencia de debate contra los acusados. La audiencia está a cargo de la jueza Carolina Poma Salvadores y tras cinco jornadas, se pasó a un cuarto intermedio dispuesto por el Tribunal. Al reanudarse, se producirán los alegatos de las partes.