Una caravana de autos repleta de banderas, bengalas de humo, fanáticos, amigos, familiares y una autobomba fueron parte del recibimiento celebratorio del campeón del Rally Dakar Kevin Benavides, quien regresó a la provincia de Salta este domingo 17 de enero. Su recepción estuvo a la misma altura de su victoria, un hito histórico para los corredores de nuestro país.

Tras recibir el título como mejor piloto en la carrera más difícil del mundo, Kevin aterrizó en el aeropuerto Martín Miguel de Güemes a las 19.30, acompañado de su hermano Luciano. Los Benavides participaron del Dakar que se realizó por segundo año consecutivo en Arabia Saudita.

Al llegar, los hermanos saludaron a sus padres en una sala privada, en la que respondieron también preguntas de algunos medios locales, y al salir fueron recibidos por gritos y cánticos de sus amigos. Subieron entonces a la autobomba, y empezaron el recorrido por la provincia con sus familiares y amigos.

En la rotonda de ingreso al aeropuerto, el piloto pudo observar en primera fila cómo los salteños recibieron la noticia de su triunfo. En Av. Banchik, al menos trescientas motocicletas esperaban al vencedor, y al costado de la ruta miles de fanáticos con banderas lo celebraron. Esta celebración se mantuvo durante los 5 kilómetros que separan la plaza Martina Silva de Gurruchaga y la rotonda de Limache, acompañada por más de 50 autos, camionetas y bicicletas.

Los fanáticos también esperaron en Av. Yrigoyen y del Bicentenario, y aunque la caravana iba a seguir hasta la plaza del Deporte en Tres Cerritos, la autobomba dobló en el monumento a Güemes. Los pilotos pudieron allí compartir unos momentos con sus familiares hasta que llegó la gente en masa, aunque se habían puesto vallados para impedir el aglomeramiento. La banda de música de la Policía entonó el himno nacional argentino, en honor al ganador del podio en Yeda, Arabia Saudita.

Durante el encuentro en el aeropuerto internacional, antes de las celebraciones en las calles, Kevin tuvo una reunión con Gustavo Sáenz, quien lo felicitó y entregó distintos obsequios. El funcionario remarcó que el triunfo de Kevin muestra su esfuerzo y compromiso durante tantos años, dejando a Salta y la Argentina en lo más alto.