El anuncio del presidente Alberto Fernández sobre las nuevas restricciones para las jurisdicciones con alto riesgo epidemiológico repercutió en los sectores más afectados por la pandemia. Si bien todavía no se sabe todavía cuáles son las medidas que se implementarán en Salta, el sector gastronómico y hotelero advirtieron que su economía viene golpeada desde hace un año y no están dispuestos a volver a cerrar.

El tesorero de la Cámara Hotelera y Gastronómica, Juan Chibán, sostuvo que después de un año de pandemia, el sector no puede aceptar restricciones porque significaría la muerte de muchas empresas, y aseguró que no está en condiciones de acatar una reducción de horario porque la situación es muy compleja. “La realidad actual no permite que se pueda trabajar al 100% y no todos los días se pueden usar las calles como corredores gastronómicos”, enfatizó.

Chibán ratificó además que los locales gastronómicos gastronómicos no son foco de contagios siempre y cuando se respete las normas de bioseguridad, y consideró que una medida acertada sería clausurar los locales que no cumplan con el protocolo. Recordamos que en Salta, el secretario General de la Gobernación, Matías Posadas, sostuvo que la provincia entraría en las zonas consideradas de mediano riesgo epidemiológico y sanitario, por lo tanto, es facultad y responsabilidad del Gobierno adoptar en forma temprana las medidas que disminuirán la circulación para prevenir los contagios.