La Universidad Nacional de Salta inauguró el Laboratorio de Investigación y Diagnóstico Genético (LIDGen), donde se trabajará en la vigilancia y prevención epidemiológica, análisis de diagnósticos genéticos, detección de enfermedades hereditarias, análisis de filiación y marcadores tumorales.

El espacio, que demandó una inversión de $14 millones en equipamiento e insumos de última generación, será referente en la región. El acto de inauguración estuvo encabezado por el rector de la UNSa, Víctor Claros, y la vicerrectora, Graciela Morales.

Los fondos de la inversión corresponden a aportes de proyectos nacionales orientados a tratar la problemática epidemiológica surgida por la pandemia de la COVID-19. El servicio del laboratorio tendrá un alto impacto socioeconómico en la salud pública de la Provincia y la región. Se trabajará en la vigilancia y prevención epidemiológica: detección de la COVID-19; detección de salmonella; análisis de diagnósticos genéticos y detección de enfermedades hereditarias; análisis de filiación y marcadores tumorales.

Los recursos del nuevo laboratorio fueron financiados por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. “Este hecho marca un hito para nuestra Institución, y representa un importantísimo aporte de nuestra universidad a la salud pública”, consideró Claros.

Participaron de la inauguración el gerente general del hospital de salud mental Dr. Miguel Ragone, Héctor Fernando Acuña; el coordinador del hospital Papa Francisco, Daniel Isasmendi; por el hospital Dr. Arturo Oñativia, Marta Toscano; la directora del Iniqui, Elsa Mónica Farfán Torres; los investigadores Héctor Cristóbal y Ramiro Poma; entre otras autoridades universitarias.