A días de las paritarias docentes, que se realizarán el próximo 26 de agosto sin la presencia de los Autoconvocados, el sector sostiene su paro por cuarta semana consecutiva y vuelve a cortar el ingreso al Centro Cívico Grand Bourg.

El sábado pasado sesionó la Asamblea Provincial de Docentes Autoconvocados sesionó con la participación presencial y virtual de unos 300 agentes desde distintos puntos de la provincia. De esa reunión trascendió que una represente del sector en capital había pedido, además del aumento salarias, planes sociales para los docentes.

Los docentes no pedimos planes sociales, eso es una tergiversación, nosotros pedimos un salario igual a la canasta familiar por cargo para que el docente que recién se inicia no viva en la indigencia y para que el docente que tiene 20 años de antigüedad no sea un trabajador superexplotado y termine con enfermedades y entregando la vida en las escuelas sin poder disfrutar y vivir como un trabajador digno”, señaló una de las representantes de la Mesa de Conducción.

El secretario General de Docentes Agremiados de Salta, Sergio Coronel, confirmó que seguirá protesta para continuar visibilizando el reclamo docente y el repudio hacia el Gobierno provincial por dejarlos afuera de la discusión salarial del próximo jueves. La medida no sólo reforzó el malestar de los docentes que sostienen la medida de fuerza sino que confirma que el gobierno sólo conforma mesas de negociación con entidades gremiales que siempre aceptan acuerdos insuficientes.

“Es una actitud de discriminación. Docentes Agremiados de Salta es una organización confederada que reúne todos los requisitos que la ley exige a los efectos de poder participar de convocatorias laborales y salariales. Llama la atención que la CTA, que no tiene afiliados docentes, esté en una mesa de negociación salarial firmando acuerdos que tienen que ver con el salario del trabajador docente, es una contradicción”, dijo Coronel.