Desde el martes 22 junio regirá el nuevo aumento en la tarifa de los taxis en la provincia. Será del 27% según un acuerdo firmado entre el Sindicato de Peones de Taxis Salta y la Federación Nacional de taxis y SICOTASA con la Autoridad Metropolitana del Transporte. De esta manera, la bajada de bandera diurna costará $52 mientras que la nocturna será de $57.

El Secretario General del Sindicato de Peones de Taxis Salta, Alfredo Carrizo indicó que este aumento sirve para que los trabajadores del volante puedan sobrellevar la difícil situación económica que atraviesa el sector. Por otro lado también comentó que avanza rápidamente la implementación del botón antipático para darle seguridad a los conductores, y pidió más controles sobre el transporte ilegal.

Semanas atrás, los trabajadores de taxis y remises aseguran que la recaudación desde que empezó la pandemia cayó entre un 60% y 70%. “El sector la viene pasando muy mal y los muchachos están tratando de sobrevivir”, indicó el dirigente gremial. En ese sentido Carrizo dijo que antes del COVID-19 cada trabajador realizaba hasta 28 viajes diarios, pero en estos últimos días, y con las nuevas medidas vigentes, sólo llegan a 6 viajes por día.