Un derrumbe montañoso tapó el ingreso principal a un pueblo salteño y sus habitantes están preocupados porque se sienten aislados. Se trata de El Sauzal, una pequeña localidad ubicado a kilómetros de Salvador Mazza, en el límite con Bolivia. Los docentes enfrentan todo tipo de peripecias diarias para llegar a dar clases.

Las lluvias y las inclemencias climáticas de la temporada provocaron un derrumbe en la ruta de ingreso y salida de El Sauzal, y para evitar accidentes decidieron cerrarla. El problema, según público el medio Voces Críticas, es que los habitantes quedaron atrapados dentro del pueblo. No pueden movilizarse hacia otras localidades y piden que las autoridades municipales les den una solución al problema.

Gabriela Maizares, una de los referentes de la comunidad, contó que le solicitó al intendente de Salvador Mazza, Rubén Méndez, maquinarias para despejar el camino y el pueblo deje de estar aislado. Lamentablemente, desde la comuna le respondieron a esta que las máquinas no están en condiciones para realizar los trabajos que demandan los vecinos.

Otra situación preocupante es la de los maestros que se trasladan desde Salvador Mazza a El Sauzal para dar clases en la escuela “Soberanía argentina”. Ingresan por el peligroso camino en moto o caminando, lo que representa un riesgo para su salud pero lo hacen para que no dejar sin clases a los niños y niñas.

No es el único problema que enfrentan los habitantes de El Sauzal. Meses atrás denunciaron la falta de agua y de energía eléctrica en el paraje. En noviembre del año pasado realizaron una manifestación en la puerta de la Municipalidad.