El 15 de agosto de cada año, la ciudad de Quillacollo en Cochabamba, Bolivia venera a la Virgen de Urkupiña, una invocación de la Virgen María Asunta. Décadas atrás, esta celebración llegó a la provincia de Salta y el resto del norte argentino, por lo que a partir de hoy se reza la Novena a la misma.

El centro de las celebraciones en su honor es la Parroquia Nuestra Señora del Pilar, ubicada en Mitre 1414. Para todos los interesados, desde este viernes 6 a sábado 14 de agosto se reza la Novena en honor a Nuestra Señora de Urkupiña a través del Facebook oficial de la parroquia. El rezo del rosario es a las 18, mientras que la Eucaristía y Novena a las 19. Por otra parte, a causa de la situación epidemiológica de la provincia, la procesión de la imagen será de forma virtual.

El rezo de la novena es del viernes 6 al sábado 14.Parroquia Nuestra Señora del Pilar | Facebook

Su historia

La imagen de la Virgen de Urkupiña se le apareció a una niña pastora a fines del 1.700, hacia el sudoeste de Quillacollo, a 13,85 km de la ciudad de Cochabamba. La más pequeña de la familia estaba cuidando el pequeño rebaño de ovejas de la familia, cuando una mujer con un hermoso niño en brazos se le apareció. La mujer le hablaba en quechua, y tenían largas conversaciones en este idioma mientras la niña jugaba con el pequeño en el río.

Esto se repitió varias veces, al inicio preocupando a sus padres, quienes intentaron ver a la mujer sin éxito. Finalmente, al reunirse vecinos y el Doctrinero, pudieron ver que la mujer se levantaba y subía cuesta arriba el cerro, porque no estaba la niña. Su nombre viene de lo que dijo entonces la niña al verla, en quechua: “Jaqaypiña urqupiña, urqupiña”; que significa “ya está en el cerro”. La mujer se desvaneció ante la vista de todos, pero observaron una imagen celestial aparece en su lugar, dando inicio al culto.