A Leonor Giné la asesinaron dentro de su casa, durante la madrugada del 28 de marzo, en plena cuarentena. Su nieto, Agustín Morales, es el principal acusado del brutal asesinato, también están imputados Federico Detzel y Tania Aguirre. Los tres están detenidos y se confirmó que irán a juicio en junio de este año.

Según consigna El Tribuno, la mujer trans que se encuentra con prisión domiciliaria a la espera del juicio, Tania Aguirre, pidió dejar la prisión domiciliaria para volver tras las rejas. El motivo del insólito pedido sería por un problema de convivencia con su hermana. A principios de febrero Aguirre había incumplido la domiciliaria al salir del domicilio en un horario no permitido, actitud que justificó asegurando que no tenía comida en su domicilio y tuvo que salir a comprar.

Tania Aguirre, la mujer trans que participó del asesinato de Leonor Giné(El Tribuno)

Acerca del pedido de Aguirre de volver a prisión o cambiar de domicilio, el fiscal a cargo de la causa, Gustavo Torres Rulbet, señaló a través de un documento judicial no ver impedimento alguno al pedido de Rocío Aguirre de volver al penal.

El caso

Leonor tenía 70 años, y residía en un departamento en la avenida Belgrano, en pleno centro salteño. Su nieto, quien padece problemas de adicción, vivía con ella de manera temporal. Ambos tenían una buena relación. Sin embargo, y según las pruebas cotejadas durante la investigación, el 28 de marzo Agustín habría salido de la vivienda y regresado horas más tarde junto a Detzel y Aguirre. Las cámaras de seguridad del edificio muestran sus movimientos.

Lo que sucedió dentro de la vivienda de Giné sólo lo saben los imputados, quienes niegan su participación en los hechos. A la mujer la encontraron muerta en la cocina. La habían apuñado, además su nieto se había llevado su auto, que estaba estacionado en la cochera del edificio. El joven quedó detenido y también las dos personas que estaban con él.

Ahora Agustín Morales (21), quien llegará a juicio por homicidio agravado por el vínculo, ensañamiento, alevosía, criminis causa y por haber mediado violencia de género, en perjuicio de María Leonor Gine. Por su parte, Federico Leonardo Detzel (30) y Tania Rocío Aguirre (30), están imputados por homicidio agravado por ensañamiento, alevosía, criminis causa.