Tras más de tres meses sin tener novedades de Luis López, el salteño desaparecido desde el 11 de marzo en Neuquén, su familia recibió la peor noticia. El hombre apareció muerto en la localidad de Las Heras, en Mendoza. No transcendió en qué circunstancias se produjo su fallecimiento pero su familia pide ayuda para trasladar el cuerpo a Salta.

A finales del 2020, Luis López había dejado su Tartagal natal para buscar trabajo en el sur del país. Se instaló entonces en Neuquén, donde primero vivió en una casa y luego alquiló un monoambiente. De las constantes llamadas telefónicas que tenía con su familia, su hermano sabía que Luis atravesaba una complicada situación económica. El 11 de marzo fue el último llamado, desde entonces no supieron nada de él.

En medio de la incertidumbre, un joven, también de Tartagal, le contó a los López que se había encontrado con Luis en el terminal de Neuquén y que este le había contado que tenía pensado volver a Salta pero no tenía dinero viajaría primero a Mendoza en busca de trabajo. Cuando perdió contacto con su hermano, José López se comunicó con una unidad de búsqueda que rastrilló las diferentes zonas por donde el hombre podría haber circulado pero, según comentó, luego no le dieron más noticias sobre el operativo. Finalmente, en las últimas horas, la familia recibió la trágica noticia. Luis está muerto, y ahora necesitan colaboración para despedir sus restos en Salta.