La pandemia por coronavirus trajo consigo un agravio de la crisis económica de la Provincia, y puede leerse claramente al repasar los números finales del 2020 sobre el mercado laboral salteño. Durante el año pasado, la ciudad de Salta y sus alrededores perdieron 10.000 puestos de trabajo.

Así lo comunica el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos, demostrando que la cantidad de personas con empleo en negro y formales en el aglomerado Salta cayó alrededor de un 3,7 % en el último trimestre del 2020, en comparación al mismo período el año anterior. Esto significa que en un año, se registraron diez mil ocupados menos, así como también 260 mil personas con trabajo en la Capital y municipios vecinos. La tasa de empleo de fin de año del 2019 fue del 42,7 %, mientras que el año pasado bajó al 40,7 %.

La mayoría de los puestos de trabajo perdidos corresponden al sector formal privado, en referencia al cuarto trimestre del 2020.

Por otra parte, la población económicamente activa cayó un 5 % de forma interanual; en el trimestre pasado, se contabilizaron 15 mil personas activas menos en comparación al período del 2019. 286 mil salteños trabajan o buscan trabajo, traducidos en una tasa de actividad del 44,8 %, en una población total de 639 habitantes.

En los últimos tres meses de 2020, la desocupación afectó a 26 mil personas, con un 9 % entre los que buscan o tienen trabajo. El año anterior, se registraron 31 mil desempleados, pero con una tasa de actividad mayor. A pesar de estos números, hubo avance en los meses siguientes en el mercado laboral salteño, con un aumento de cinco mil puestos de trabajo y bajando la misma cantidad de desocupados. En ambos trimestres, la población económicamente activa fue la misma, llegando a 286 mil personas.