Los dos exgerentes de PAMI en Salta, Viviana Fernández (Orán) y Javier Eduardo Navarreta (Embarcación) fueron condenados a tres años de prisión condicional e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por cobro indebido en 2020 del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), la ayuda social repartida por el Gobierno en pandemia.

La investigación, sin embargo, ahora también salpica a La Cámpora. Durante el juicio los acusados contaron que dejaban parte el 20 % de su sueldo para la agrupación encabezada a nivel nacional por el diputado Máximo Kirchner, a través de la intervención de un camporista ubicado al frente de la UDAI de la ANSES.

Según informó El Tribuno de Salta, “de las declaraciones de dos de los acusados se desprende que debían entregar el 20% de sus ingresos salariales a La Cámpora, retención que estaba a cargo de Marcos Vera, exdirector de la ANSES en Salta (también sospechado por el cobro del IFE) y de Verónica Molina, actual titular del PAMI Salta”.

“Si bien la declaración no está vinculada directamente, el escándalo del IFE resulta un agravante sobre la sospecha siempre vigente del financiamiento de la mencionada agrupación política y los manejos de los fondos públicos”, indica el medio local y agrega que hay una investigación en curso sobre este aspecto en particular.