Detuvieron al intendente del municipio salteño de El Quebrachal, Rolando Rojas, luego de que su expareja lo denunciara por violencia de género. La fiscal María García Pisacic prevé imputarlo por lesiones agravadas por el género y por la relación preexistente.

Se supo que los hechos de violencia denunciados se habrían cometido durante la madrugada del lunes pasada en una finca donde el intendente tiene una casa. Luego el funcionario habría seguido a la mujer por un camino denominado La Lonja. Ella llamó a la policía y lo denunció.

Fernando Escobar, abogado defensor del intendente, había presentado un escrito negando los hechos denunciados y solicitando que se levante el pedido de detención. “En virtud de que no hubo una agresión física”, según la versión que le transmitió su asistido. Además, Rojas le dijo que se encontraba en un proceso de separación con su exconcubina. Escobar indicó que Rojas tiene como testigos a personas que estaban con él y que serían sus colaboradores.

Recordamos que semanas atrás, Rojas se vio envuelto en otro escándalo. Está imputado por intentar cobrar el IFE, el subsidio que el Gobierno nacional otorgó durante el 2020 a trabajadores informales y monotributistas perjudicados por la pandemia. Además, el concejal de El Quebrachal, Miguel Ángel Albaizeta, lo denunció por otros hechos violentos y aseguró que la Municipalidad tiene un embargo por cheques rebotados. “El Quebrachal es un descontrol total”, aseguró el edil.