Las comunidades originarias del Chaco salteño decidieron no callarse más, y levantar la voz por sus carencias. Semanas atrás, caciques de diferentes poblaciones se unieron para caminar hasta Salta capital y pedirle al Gobierno la reivindicación de sus derechos. Ahora se formó otro grupo que camina desde Tartagal con destino a la Casa de Gobierno.

Los originarios llegaron el martes a Embarcación y desde allí partieron el miércoles durante una jornada de intenso calor en la que la temperatura superó los 43 grados. Explicaron que piden viviendas para las familias que viven en casas de plásticos y el reconocimiento a la propiedad de la tierra que ocupan. También padecen la falta de agua, de acceso a la educación y a un sistema sanitario digno.

Todos residen en comunidades ubicadas a la vera de la ruta nacional 86 y pertenecen a diferentes comunidades del municipio de Tartagal.

Semanas atrás, otro grupo liderado por caciques de comunidades originarias de Santa Victoria encabezaron una caminata hacia Capital para reclamar que el Gobierno los tenga en cuenta a la hora de planificar políticas públicas para el norte salteño. En el camino se encontraron con el gobernador Gustavo Sáenz y funcionarios provinciales.