Una de las travesías más apasionantes en la provincia de Salta es el viaje a la Laguna del Toro, acompañada por increíbles maravillas paisajísticas. Se trata de una atracción central para ciclistas, senderistas, amantes de las motos y otras travesías, con un encanto oculto de paraíso escondido.

Ubicado a más de 3.000 metros de altura, para llegar hay que acceder por San Bernardo de las Zorras, lugar donde cruzan varios ríos. Por esta razón, se recomienda visitar en épocas precipitaciones. Desde las lagunas pueden observarse los cerros nevados de la Puna Jujeña, con paisajes impresionantes. Es importante sobre todo respetar el medioambiente, sin tirar basura en el lugar.

Increíbles paisajes son el principal atractivo de esta zona, con las características ideales para la observación de aves.El Tribuno

Este complicado trayecto para llegar a las lagunas vale la pena por su increíble belleza, y la presencia de famosos flamencos rosados. Además, en la región viven pocas personas en parajes cercanos, al costado del camino, que se dedican a la plantación y la cría de animales.

La Laguna del Toro es también una zona óptima para la observación de aves, un hobby atractivo para el turismo. Por su estacionalidad, accesibilidad y otros atractivos, es una zona que vale la pena visitar. Actualmente, en esta época se congelan los ríos, demostrando las temperaturas bajas de La Puna.

Increíbles paisajes son el principal atractivo de esta zona, con las características ideales para la observación de aves.El Tribuno