Por estos días, el centro salteño está colmado de gente que sale a hacer las comprar navideñas. La mayoría usa barbijo pero no se respeta el distanciamiento social. En este contexto de desorden, los comerciantes reactivaron un reclamo de larga data: la proliferación del comercio ilegal que acapara las peatonales y también las veredas céntricas.

En respuesta a la demanda de los propietarios de comercios legales, el secretario de Ambiente y Servicios Públicos, Aroldo Tonini, recorrió las peatonales para verificar la situación. “Estamos tratando que los manteros no ocupen las calles principales. Es una tarea es ardua, tenemos 19 equipos de inspectores que resultan insuficientes para tratar de poner orden a la venta ambulante. El operativo es continuo, se secuestra la mercadería, se labra la multa pero luego vuelven con sus mantas”, explicó el funcionario municipal.

Más allá de los controles, y ante el aluvión de gente y ambulantes, el Secretario explicó que se buscará trasladar a los vendedores durante estas fechas cruciales. “Por estos días les vamos a facilitar que se trasladen a plaza Francia y Plaza Colón, sobre el Parque San Martín, para contribuir a que despejemos las áreas del microcentro”, concluyó.