Exequiel Jorge Copa volvía de jugar al fútbol cuando un grupo de hombres lo interceptó y uno de ellos le cortó el cuello con una botella para robarle sus pertenencias. Todavía está inernado mientras su agresor quedó detenido. 

La Fiscalía Penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, a cargo de Pablo Paz, imputó a Ángel Gabriel Alfaro por el delito de tentativa de homicidio simple en perjuicio de Exequiel Jorge Copa.

El hecho ocurrió el domingo en la zona Sudeste de la ciudad, cuando la víctima regresaba de jugar al fútbol en barrio Santa Mónica y fue interceptado por un grupo de personas que intentaban despojarlo de sus pertenencias.

Uno de ellos lo atacó con una botella rota y lo lesionó en el cuello. La víctima pudo escapar y llegó a su casa caminando, donde se desvaneció. Fue trasladado al hospital Papa Francisco y luego llevado al hospital San Bernardo.