Cansados de los bajos sueldos y de no contar con el equipamiento necesario para trabajar, 14 médicos del Hospital "San Vicente de Paul" de Orán renunciaron a las horas guardias. 

La renuncia masiva fue el 25 de octubre pero deberán seguir trabajando durante 30 días más. Durante ese período de tiempo, las autoridades del hospital deberán encontrar a sus reemplazos.

Médicos renunciaron a las guardias en el Hospital de Orán (La Gaceta)

Los profesionales contaron a La Gaceta que ganan $270 por hora guardia. Ellos quieren cobrar lo mismo que sus colegas de capital, que por el mismo trabajo cobran $450 actualmente.

"Es abismal la diferencia y eso motivó reunirnos los colegas de estos dos servicios y presentar la renuncia, sin hablar con la gerencia, porque es muy grotesca la diferencia que vemos. Siempre somos los rezagados del sistema. Estamos cansados, hartos y por eso presentamos la renuncia", explicó la médica Alicia Guerrero.

Los bajos salarios no son su único problema, también reclaman la diferencia de equipamiento que hay en Orán en relación con Capital. "Acá la gente se queja mucho de las esperas, no saben ni tienen por qué saber que somos muy pocos en las guardias para dar solución a toda la población y la zona de referencia de Orán, que es prácticamente todo el norte de la provincia", remarcó Guerrero.