Mirna fue atacada violentamente a la salida de un boliche en General Güemes, y ahora se encuentra en terapia intensiva.


Tiene 30 años, y es de Gral. Güemes. En la madrugada del domingo fue atacada a la salida de un boliche y brutalmente golpeada. Hoy se encuentra en terapia intensiva, luchando por su vida.

La golpiza le dejó un coágulo de sangre en la cabeza y el cráneo fracturado. “Está en coma, con respirador, ayer intentaron sacárselo pero no puede respirar por sus propios medios. Nos desborda el dolor y la angustia”, dijo Janet Dimarzo, hermana de Mirna.

“No es justo que por ser trans ahora se debata entre la vida y la muerte”, sostuvo, y añadió que todo sucedió porque “no aceptan su elección sexual. Es el tercer ataque que sufre por ser trans. No puedo entender la crueldad e ignorancia de la gente, que no acepta y hace daño.”

Mirna Dimarzo, la mujer trans que pelea por su vida. (Web)

El caso que ya está siendo investigado por la Justicia, fue caratulado como tentativa de homicidio por mediar violencia de género, y el único imputado es José Gustavo Gareca, quien se abstuvo de declarar.

Según Dimarzo, ni su hermana ni su familia conocen al agresor, pero cuando dieron a conocer el nombre del acusado, los vecinos les informaron que el hombre había cumplido una condena por violación.

Una joven que asegura haber sido golpeada por Gareca esa misma madrugada, se contactó con la familia de Mirna. “Parece que este tipo después de lo que le hizo a mi hermana atacó a otra joven, gracias a Dios ya nos contactamos y vamos a realizar una acción conjunta”, declaró Janet Dimarzo.

Mañana a las 18, la familia de la joven hospitalizada encabezará una marcha pidiendo justicia.





Comentarios