Imputarán por nueve hechos de abuso sexual al hombre de 36 años que el domingo pasado fue escrachado y detenido por tocar a una niña que andaba en bicicleta en el macrocentro salteño. Hartos de sus constantes hostigamientos sexuales, los vecinos fueron a su casa, arrojaron piedras y pidieron justicia.

Finalmente, el joven quedó detenido en medio de un despliegue de Infantería y GOPAR por la gran cantidad de gente que se agolpó afuera de la vivienda donde vive. Aunque su papá explicó que el joven abusador padece esquizofrenia, no quedará libre de culpa ya que la fiscal penal 3 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Cecilia Flores Toranzos, lo imputará como autor del delito de abuso sexual simple por los nueve hechos.

Además solicitará al Juzgado de Garantías interviniente, la prisión preventiva del detenido y señaló que las actuaciones serán giradas a la Fiscalía Penal 1 de la UDIS, a cargo de Sergio Federico Obeid, donde tramitan algunas de las causas. También se pedirá la realización de estudios médicos para verificar su estado de salud mental.

El domingo pasado, el hombre tocó a una nena que paseaba en bicicleta por la intersección de las calles Santiago del Estero y Martín Cornejo pero semanas atrás le hizo lo mismo a otra menor que caminaba junto a su tía por la avenida Belgrano, además de intentar abusar de una joven que atendía un almacen de la zona. En aquella oportunidad también quedó detenido pero quedó en libertad y siguió con sus acosos.