Ocurrió en la madrugada del domingo en una estación de servicio de Metán.


El domingo por la madrugada, alrededor de las 3.30, un empleado soñoliento que estaba de guardia en una estación de servicio de Metán, se llevó un buen susto que lo despabiló por completo cuando un joven entró al local “armado con una pistola” y exigió que le entregue todo el dinero.

Asustado, el empleado logró dar aviso a la policía de la situación. A los pocos minutos enviaron al lugar a un efectivo que se encontraba en un puesto ubicado sobre calle Mitre y a una patrulla de la Sección Motoristas de Emergencia Policial.

Cuando los uniformados arribaron al lugar, se encontraron con el improvisado asaltante, que resultó ser un joven de 19 años, y procedieron a detenerlo. Cuando registraron al joven delincuente, los efectivos se toparon con un hecho inesperado: el arma era de juguete.

Lo cierto es que arma de juguete o no, tras la denuncia del damnificado en la comisaría 30, el joven malhechor quedó detenido y a disposición de la Fiscalía Penal N° 1, al igual que su arma de juguete.




Comentarios