Reuniones, locales gastronómicos, fiestas, son los principales denunciados. La policía les labra una infracción y los multa.


Las denuncias de vecinos se configuran como una de las principales causas de infracciones y clausuras en la provincia de Salta en el marco de la pandemia del coronavirus. A partir de las denuncias anónimas al 911 se realizan procedimientos que terminan con la multas y clausuras.

Durante el último fin de semana la policía controló más de 1.300 comercios. De estos locales controlados, 40 incumplían las normas de la nueva normalidad y recibieron una infracción. Diez locales fueron clausurados, todos ellos en la ciudad de Salta.

Además, la policía realizó procedimientos en distintos barrios a partir de denuncias al 911. clausuraron 4 fiestas clandestinas, 2 en salones privados. Hicieron más de 400 infracciones a particulares y concurrentes. También labraron multas a 43 personas por reunirse a consumir alcohol en la vía pública.




Comentarios