Este año no hay procesión del Milagro pero las necesidades de los pueblos de la provincia son cada vez más.


Por la pandemia del coronavirus se suspendió la procesión en honor al Señor y la Virgen del Milagro en Salta, y los peregrinos, que esta altura del año salen a pie desde sus pueblos para llegar a la multitudinaria celebración católica, no podrán hacerlo. Sin embargo, desde la Iglesia salteña pensaron en una alternativa para acercarse a ellos.

Desde este sábado 1 de agosto hasta fin de mes, el Arzobispado de Salta juntará donaciones de artículos de limpieza, ropa, y alimentos no perecederos para acercarle a los habitantes de los pueblos más alejados de la capital salteña. “Muchos de ellos viven de sus artesanías, sin el turismo la están pasando mal”, señaló monseñor Dante Bernacki a Telefé Salta.

Algunos de los rituales de la fiesta en honor a los santos patronos de la religión católica en Salta se realizarán de manera virtual, como la entronización de las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro, programada para el 15 de agosto, y el rezo de la Novena. La procesión, que se realiza todos los 15 de septiembre, se suspendió y aún no hay fecha prevista de reprogramación. 




Comentarios