La Corte de Justicia de Salta está desde hace años en el ojo de la tormenta. Sea por el incremento de sus integrantes, o por designaciones que generan sospechas por considerarse que el gobernador de turno busca que se nombren jueces que sean funcionales a su persona, lo cierto es que el organismo vive cubierto de polémica. Por ejemplo, la que trascendió la semana pasada, de que la Corte de Justicia de Salta se niega a revelar cuánto ganan sus jueces.

Una de las últimas polémicas había sido la decisión de ampliar el número de miembros de 6 a 9 integrantes. Y la posterior designación de Horacio Aguilar, Adriana Rodríguez Faraldo y María Alejandra Gauffín como nuevos integrantes de la Corte. Jueces que, según trascendidos, fueron "elegidos" por el gobernador Gustavo Sáenz.

En esta ocasión la polémica viene por otro lado. Se trata de las declaraciones de Sonia Escudero, integrante del Foro de Observación de la Calidad Institucional de Salta (FOCIS), en el programa Modo Profesional en FM 89.9, donde planteó que los jueces de la Corte debieran tener de 50 años en adelante, y que no ocupen el puesto por más de 10 o 12 años y "vuelvan a su casa jubilados".

Si bien el límite de edad actual es de 30 años, Escudero considera que con 50 años quedaría justificada una cierta trayectoria. En este sentido, dijo que ahora hay una Corte que siempre falla a favor "del poder" y que falta independencia. "Los amigos del gobernador son los que llegaron a la Corte", manifestó.