Tras el aumento de casos, el Gobierno salteño anunció el cierre de fronteras y nuevas restricciones para los comercios, gastronomía, entre otros.


En los últimos días el número de personas infectadas con coronavirus creció de manera significativa en la provincia de Salta. Por este motivo, el sábado por la tarde el gobernador Gustavo Sáenz dio una conferencia de prensa, aunque sin contestar preguntas, en la que anunció una serie de cambios en la flexibilidad de la cuarentena.

El aspecto más importante, y en el que Sáenz hizo hincapié en repetidas oportunidades, es el cierre de las fronteras salteñas. “A Salta no entra más nadie”, anunció el mandatario.

Pero luego de Sáenz, hablaron el secretario general de la gobernación, Matías Posadas, y el ministro de Gobierno, Ricardo Villada, quienes profundizaron en una serie de medidas con las que buscan que la gente permanezca en sus hogares. “No podemos permitir que los que no cumplen dañen a aquellos que han recuperado su actividad económica”, dijo Villada. “Tenemos que lograr que no haya tanta gente en la calle”, puntualizó.

Estas son las nuevas restricciones:

  • Se limitará la circulación y actividades en los departamentos de Güemes, San Martín y Orán durante 7 días.
  • La asistencia a los comercios en municipios de más de 30 mil habitantes se limitará a la terminación del DNI, como se hizo esta semana.
  • La actividad gastronómica y las reuniones familiares tendrán horario tope hasta las 20 hs. Deliverys podrán seguir entregando pedidos hasta las 24.
  • Se suspenden los deportes en equipo, como el fútbol 5. Los deportes se limitarán a las actividades individuales.

Por otra parte, las medidas no afectan al turismo interno que de momento permanece habilitado, salvo en los departamentos con restricciones, que son Güemes, San Martín y Orán.




Comentarios