La mujer viajó los 400 kilómetros que separan Aguaray y El Galpón, sin tener en cuenta que su pueblo estaba en alerta por el coronavirus.


A veces la realidad supera la ficción. Decidió viajar aunque no tenía permiso, y como resultado 16 personas quedaron en aislamiento y su pareja perdió su trabajo. Además, recibirían una sanción de la Justicia.

La enamorada es de Aguaray y quería viajar hasta El Galpón, y no la detuvo la falta de permiso de circulación. Le negaron la entrada en el acceso a la localidad, pero buscó un camino alternativo y logró ver a su enamorado.

Lo más terrible: se sabe que estuvieron juntos, y tras el encuentro el operario fue a trabajar sin ningún cuidado, manteniendo contacto con sus compañeros de trabajo.

Se denunció la presencia de la mujer, e inmediatamente se dispuso el aislamiento preventivo inmediato de todas las personas que mantuvieron contacto con el hombre. Esta medida se tomó porque en Aguaray hubo un caso positivo hace más de veinte días y la mujer se movilizó sin ninguna autorización.

Y no se terminan las consecuencias: el enamorado, operario de Tecnowork, que presta servicios a la empresa Austin Powder, perdió su trabajo porque la compañía mantiene estrictos protocolos sanitarios. Desde el Municipio, además, analizan tomar medidas legales contra la pareja irresponsable.




Comentarios