Otros 11 santuarios formarán parte del evento mundial este sábado, en el que se pedirá la paz del mundo y por el fin de la pandemia.


En esta época de crisis mundial, el Papa Francisco ofrece un nuevo signo de esperanza para todos los fieles, rezando el santo Rosario frente a la Gruta de Lourdes en los Jardines Vaticanos este sábado 30 de mayo a las 17.30. Su oración será transmitida en todos los Santuarios del mundo, incluso en la Catedral de Salta.

También se busca apoyar a los Santuarios siendo que su actividad cotidiana fue afectada por la pandemia, y recién ahora está reanudando lentamente.

En particular, las docenas serán recitadas por hombres y mujeres que representan las distintas categorías de las personas afectadas por el virus: un médico y una enfermera representarán al personal sanitario; una persona curada y otra que ha perdido un familiar, por aquellos que han sido tocados personalmente; un capellán hospitalario, un sacerdote y una religiosa enfermera por todas las personas consagradas cercanas a los que padecen la enfermedad; un periodista y un farmacéutico, quienes siguen prestando su servicio en nombre de los demás; un voluntario de la Protección Civil con su familia; y una familia joven con un niño que nació en este período, significando la esperanza y la victoria de la vida sobre la muerte.

A su vez, los Santuarios promoverán esta iniciativa cumpliendo con las normas de seguridad, conectando los mayores puntos de los cinco continentes: Lourdes, Czchestokowa, Guadalupe, Fátima; y Luján y la Catedral de la Virgen del Milagro en Argentina.




Comentarios