El Gobierno resolvió desalojarlo. Las personas que estaban alojadas allí volvieron a sus casas después de que les realizaran los testeos.


El Hotel Victoria Plaza fue uno de los centros asignados por el Gobierno de la provincia para albergar a las personas que llegaban a Salta desde otras provincias en plena pandemia. Sin embargo, el hospedaje fue tan cuestionado por no cumplir con el protocolo sanitario de manera acorde que terminaron desalojando a los repatriados.

Las mujeres y los hombres que cumplían con el aislamiento en el hotel céntrico volvieron a sus casas particulares en el interior de la provincia. Antes les realizaron los test de coronavirus, que dieron negativos. El Victoria Plaza quedó vacío. Continuarán otros tres lugares especialmente acondicionados como centros para repatriados.

Las críticas sobre el manejo del Victoria Plaza se desataron tras la confirmación del cuarto caso de coronavirus en Salta, un hombre asintomático que había llegado del sur del país y había estado alojado allí. Otras personas que cumplían su aislamiento en ese hotel denunciaron que no cumplía con el protocolo, que en los horarios de merienda y zona todos compartían un espacio común.

Además, la Municipalidad lo multó por sacar la basura a la calle cuando debería haber tenido un cuidado especial con sus residuos. Por su parte, el doctor Juan José Esteban, gerente del Hospital del Milagro, dijo que las medidas de precaución para prevenir contagios no se cumplían de manera total. 


En esta nota:

Salud Salta Coronavirus


Comentarios