Se encuentra en Club Social y Cultural de empleados de la Gobernación que está abondonado desde hace años.


A la ola de robos que padecen de manera constante, a los vecinos del barrio Grand Bourg se les suma otra preocupación. Se trata de una pileta llena de agua podrida y con basura dentro de un predio abandonado. Un verdadero foco infeccioso de dengue.

Mientras se realizan campañas de desinfección y descacharrado para prevenir el dengue en distintos puntos de la ciudad, la pileta del Club Social y Cultural de empleados de la Gobernación tiene agua estancada desde hace años y su lamentable estado favorece la proliferación del mosquito transmisor de la infección.

En el predio, que está abadonado desde hace unos años según cuenta la gente de la zona, también tiene las canchas deportivas cubiertas de yuyos. Piden una solución urgente y una respuesta por parte de los encargados del club.


En esta nota:

Salud Salta Dengue


Comentarios