"No hay control sanitario y siguen entrando por pasos ilegales al país", dijo el intendente de Aguas Blancas.


Ante la situación de emergencia que se vive por el coronavirus, el intendente de la localidad norteña de Aguas Blancas, Sergio Oliva, manifestó su preocupación por el estado de abandono de las fronteras, y aseguró que en el control de ingreso al País no hay personal de sanidad contra el coronavirus y “Ni un termómetro digital”.

Aguas Blancas

Oliva afirmó que durante la madrugada de este lunes continuaban ingresando personas desde Bolivia. Luego agregó que la mayor parte de los que ingresan son argentinos que van a Bolivia y vuelven, o que estuvieron fuera del país y aprovechan para ingresar por este punto. “No hay personal de control sanitario contra el coronavirus, solo trabajando personal de Aduana, Migraciones y Gendarmería Nacional. Ni siquiera hay termómetros digitales para detectar las temperaturas de las personas”, asegura Oliva.

Consultado por Radio Güemes sobre cómo responden ante una situación extrema, el jefe comunal dijo que si una persona presenta signos evidentes de malestar, o fiebre, recién avisan a Gendarmería, que a su vez da aviso a un enfermero y, de considerarlo necesario a un equipo de Orán capacitado en la lucha contra en coronavirus.

Aguas Blancas

El intendente de Aguas Blancas también comentó que lamentablemente siguen pasando personas por pasos ilegales, observando él mismo junto a sus funcionarios que alrededor de las 3 de la madrugada, bolivianos cruzan el río para venir a trabajar a las fincas en Salta. Oliva espera que Autoridades de Nación y/o provincia se ocupen del tema.




Comentarios