El martes por la noche se produjo un macabro hallazgo en un sector conocido como Puesto de Vargas, en el camino a Madrejones, a 7 km de Salvador Mazza. Se trataba del cuerpo de un hombre que tenía una profunda herida en el cuello y el cuerpo con mordiscos, aparentemente producidos por perros salvajes de la zona.

Pablo Cabot

En un inicio, se creyó que se trataba del cuerpo de Jesús Salas, un hombre que es intensamente buscado por su familia en el norte provincial. Sin embargo, luego la fiscalía determinó que se trataba del cuerpo de Oscar Ángel Figueroa, un hombre que estaba prófugo de la justicia.

La investigación es conducida por el fiscal de Tartagal, Pablo Cabot, quien se entrevistó con familiares de la víctima, y de esta manera pudo determinar que Figueroa se encontraba prófugo de la unidad carcelaria de Orán desde enero de 2013, donde cumplía una condena por homicidio.