Según se dio a conocer, Héctor Nano Orquera de 51 años fue arrastrado río abajo por las aguas del Juramento mientras pescaba en sus márgenes el sábado pasado.

Desde entonces, lo buscan desesperadamente en la zona bomberos voluntarios, personal de Policía Lacustre, vecinos, amigos y familiares.

En la mañana de ayer, intervinieron buzos tácticos, botas y un drone de la mano de la Unidad Regional Nº5 Joaquín V. González.

A pesar de los grandes esfuerzos, por el momento no se encontraron rastros del pescador, y las esperanzas de encontrarlo con vida son nulas.