Las fuertes lluvias dejaron aisladas a por lo menos cinco comunidades originarias del norte.


Las lluvias en el norte de la provincia de Salta no dan respiro, y en los últimos días provocaron desbordes de varios ríos, dejando aisladas a varias comunidades originarias.

En los parajes San Felipe, Luis Burela, General Pizarro y La Esperanza hay asistencia de un equipo preparado, según comentó Néstor Ruiz de los Llanos, el coordinador de Defensa Civil. Sin embargo, no se puede llegar todavía de forma terrestre, lo que significa una situación muy complicada para algunos de éstos parajes.

Si el agua no disminuye en los próximos días se deberá dar asistencia aérea, agregó el funcionario, que también comentó que los parajes Montevideo de Morillo y El Colgado están inaccesibles. Defensa Civil también realiza un monitoreo constante de las altas cuencas de Bolivia, por la gran cantidad de lluvia que se registra y la posibilidad de que llegue a Rivadavia.

Este fin de semana se esperan fuertes lluvias, por lo que el funcionario expresó preocupación por el nuevo desborde de los ríos. Aclaró que desde el Gobierno se está trabajando con el protocolo de respuestas y emergencia.




Comentarios