Se amplió la acusación cuando la fiscal logró probar que eran pareja.


En junio del año pasado se detuvo a Gregorio Osvaldo Suárez por asesinar a Martina Juliana Díaz con un disparo después de una discusión. La fiscal logró probar una relación de pareja entre ambos, que agrava la acusación.

El acusado estuvo prófugo por un tiempo, y fue detenido cerca de la provincia de Catamarca. En su declaración, negó mantener una relación con Díaz. Sin embargo, con las pruebas presentadas, la fiscal María Luján Sodero Calvet amplió la imputación por el delito de homicidio calificado por mediar relación de pareja, por femicidio, por el uso de arma de fuego y portación ilegítima de armas en perjurio de la víctima, de 25 años.

El acusado de matar a Martina Juliana Díaz mantenía una relación sentimental con ella (Minsiterio Público Fiscal)

El hecho sucedió en El Catriel, estancia Jasimaná, en el paraje Vaca Corral de Angastaco el 15 de mayo del 2018. El acusado y la víctima tuvieron una discusión, tras la cual Suárez le disparó en la zona abdominal. El relato de los testigos cuenta que ambos tenían una relación de noviazgo, y que esa noche él estaba alcoholizado, haciendo comentarios celosos. Salieron de la casa y se escuchó un disparo.

Martina pidió auxilio, diciéndole a uno de los testigos que Suárez le había disparado y que luego se deshizo del arma, antes de fallecer. El acusado se fugó, y fue localizado por la policía en una cueva de una zona inhóspita, limítrofe con Catamarca.

Durante la investigación se encontró una nota del imputado, escrita previamente al hecho, que probaba su relación sentimental con la víctima. La acusación en su contra se agravó el pasado viernes.




Comentarios