La joven tomaba alcohol junto al acusado en una cocina, se durmió y luego despertó en una cama sin recordar nada.


Un joven salteño de 28 años está imputado e irá a juicio acusado del delito de abuso sexual gravemente ultrajante en perjuicio de una menor, por una denuncia radicada en enero del año 2019 por una joven menor de edad, que es cuñada del acusado y que, debido a una discapacidad motriz, se desplaza en silla de ruedas.

Según relató la joven en su denuncia, ella y el acusado habían vuelto de una carpa conocida como “La Pacha”, y estaban tomando bebidas alcohólicas en la cocina de la casa. Lo único que la joven recuerda, es que su cuñado salió a comprar más alcohol y que ella debió quedarse dormida en la cocina, pero luego despertó acostada en una cama. Ante esta situación, la hermana de la víctima le preguntó si su marido la había tocado, pero la menor no recordaba nada. Sin embargo, un hermano menor de 15 años afirmó que vio al imputado cometer el abuso.

Aunque en un principio dudó en hacer la denuncia por el vínculo sentimental que el imputado tiene con su hermana, la menor radicó la denuncia y pidió ser examinada por un médico de la policía de Salta, ya que, según dijo, cuando despertó tenía la ropa interior bajada y sentía dolor en sus partes íntimas.

Tras la valoración de los elementos de la investigación, el fiscal Obeid requirió la elevación de la causa a juicio y dejó constancia en el Juzgado de Garantías Interviniente que fue pedido al Cuerpo de Investigaciones Fiscales la realización de pericias psicológicas a la menor víctima y el imputado.




Comentarios