La fuerte tormenta que cayó el sábado en la provincia afectó principalmente a Cafayate, donde se desbordó el río Chuscha y generó estragos en el municipio turístico. Hubo personas evacuadas, y una fuerte campaña solidaria para ayudarlas.

El domingo las rutas estaban intransitables, tapadas de barro, al igual que las calles del municipio. Este lunes la situación está controlada, según confirmó Néstor Ruiz De los Llanos, quien integra el Comité de Emergencia que continúa trabajando en la zona.

Cafayate quedó tapada por el barro por la crecida del río Chuscha

El funcionario explicó que las máquinas de Vialidad y de Recursos Hídricos removieron las piedras que dejó el desborde del río y también limpiando las calles. Garantizó que ya está habilitado el ingreso a Cafayate. 

Cafayate quedó tapada por el barro por la crecida del río Chuscha

Por otro lado,  también confirmaron que las rutas nacionales y provinciales se encuentran transitables con precaución y que los habitantes de ese municipio no sufrieron el corte de los servicios esenciales. El secretario del Interior, Mario Cuenca, comunicó que se continúa trabajando desde el Gobierno de la Provincia, mediante el Comité de Emergencia, para contener y asistir a los damnificados.

Cafayate quedó tapada por el barro por la crecida del río Chuscha