La semana pasada, la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de ley que prohibe la venta y el uso de sorbetes de plástico. Semanas antes, el Concejo Deliberante aprobaron una ordenanza que tiene el mismo objetivo.

La decisión política molestó al representate de una fábrica de sorbetes en Metán. Jaime Andías considera que la ley perjudicará su actividad y manifestó que ningún legislador se acercó a hablar con él antes de debatir el tema.

Andías contó que su mamá se dedica al rubro hace más de 30 años y que hace unos meses pudieron comprar una máquina que fabrica sorbetes de plástico a un importador argentino que las trae de China. "La idea era distribuir en todo el Norte, Salta, Tucumán y Jujuy, ya estamos vendiendo. Empleamos a tres trabajadores más para que operen la máquina", detalló en una entrevista con InformateSalta.

El empresaio explicó que si bien el plástico contamina, es un material 100% reciclable. "La contaminación se profundiza porque nosotros como sociedad tiramos la basura en cualquier lado. Si queremos cuidar el medio ambiente hay que colocar más basureros y ser consiente en la gestión de los residuos. Si todos los municipios recogieran el plástico que se tira, ganarían dinero porque la industria lo compra para reciclar", remarcó.