No hay colectivos, ni bancos, ni clases. Las peatonales están llenas de basura. 


Un miércoles que parece domingo. El acatamiento al paro nacional se siente fuerte en la ciudad. En las calles se ve poca circulación de autos y no hay colectivos. 

Algunos locales del centro de la ciudad están cerrados debido a que tanto empleados y propietarios utilizan el transporte público para llegar a sus trabajos. 

Por otro lado, y como es costumbre, las peatonales están llenas de basura pese a que la empresa Agrotécnica Fueguina avisó con tiempo que no habría recolección de residuos desde ayer a las 21. 

El director de Servicios Públicos de la Municipalidad de Salta, Normando Zúñiga, ya había soliciatado a los comerciantes que no saquen la basura y aclaró que los que lo hagan podrán recibir multas de hasta $20.000 de parte del Tribunal de Faltas de la Municipalidad.

Tampoco hay colectivos de corta, mediana o larga distancia, ni vuelos porque los grandes medio también se sumaron a la medida de fueza. No hubo clases en las escuelas y universidades ni atención en los bancos. 

El paro general nacional fue convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT), en contra de la política económica del gobierno de Mauricio Macri.




Comentarios