“Madres” es la obra que fue furor en el Off-Broadway y que llegó el viernes pasado al teatro Picadero de la Ciudad de Buenos Aires. Allí, Sabrina Garciarena (Dani), Paula Kohan (Maru), Flor Otero (Nina) y Viviana Puerta (Barbi) interpretan a cuatro amigas muy diferentes entre sí que comparten una intensa tarea en común, ser madre.

//Mirá también: “Madres”, el musical que está hecho por un equipo de talentosas mujeres

"Madres"Web

El foco de este musical está puesto en el entretenimiento, pero no deja de abrir el tablero a temáticas muchas veces reprimidas acerca de la angustia y la incertidumbre en la que se encuentran muchas mujeres cuando son mamás.

La versión argentina de la obra podrá verse desde el 20 de agosto por Plateanet vía streaming en los mismos horarios que se realizarán las funciones presenciales.

"Madres"Web

Vía País dialogó con la actriz Sabrina Garciarena para conocer más detalles sobre el proyecto conformado íntegramente por mujeres.

-¿Qué sensaciones te provoca regresar al teatro?

-Después de tantos meses sin actividad, la verdad es que es una emoción. Nos alegra un montón como la gente acompaña y ama el teatro, viene y se anima sabiendo que los protocolos del teatro son seguros. Siempre digo lo mismo, me resulta más seguro el teatro que ir a un supermercado.

-¿Qué significa “Madres” en este momento de tu vida?

-Madres significa el regreso a la actividad, significa animarme a hacer otro musical. Tenía ganas de hacer teatro musical pero esperaba un proyecto que me encante, y ni bien lo leí, me pasó de todo, me reí, me emocioné. También significa la identificación con mi personaje y los de mis compañeras. A mi también me gusta contar un mensaje, es una obra en la que uno se identifica y ve a una madre, una amiga, una prima, o a uno mismo y a su vez te invita a reflexionar.

-¿En qué te identificás o diferencias con Dani, tu personaje?

-Me identifico con mi embarazo de León, mi primer hijo. Dani es muy meticulosa, muy estudiosa y yo me acuerdo que leí un montón de libros, me preparé. Hice todo lo que hay que hacer para recibir a un primer hijo y obviamente tenés toda la teoría y no la práctica y cuando te dan al bebé y te lo llevás a la casa decís: ‘¿y ahora que hago?´ es un momento muy particular.

Dani es esas personas que necesitan tener todo ordenado para no brotarse, tan meticulosa con todo. Hay gente que funciona muy bien con una rutina, yo soy una persona más relajada, más abierta al cambio. Me gusta mucho organizarme, creo haber logrado eso con mi vida, mi casa, mis hijos, mi marido pero soy una persona que de una noche a la mañana me llaman para filmar 20 días en Europa y me tengo que ir sola, lo hago. Abro los brazos y dejo que eso suceda.

-¿Qué esperás de este proyecto?

-Espero que sea un proyecto bien popular porque es divertido, con canciones muy pegadizas y hermosas y con un mensaje muy esperanzador y de mucha reflexión. Es un proyecto hace bien y el arte tiene que ver con eso, con que uno vea un espectáculo, una serie y te quedes pensando. Cuando te pasa eso con la ficción, cuando te quedas con algo que te hace reflexionar me parece que es lo que hace bien.