Netflix estrena un film basado en esta popular historia china. Desde la Luna, la diosa espera el regreso de su amor, el guerrero Houyi.


El Festival de la Luna, también conocido como de Medio Otoño, es una celebración muy popular en China y en varios países de Asia, durante la cual las familias se reúnen bajo la luna llena y comen “pasteles de luna”. Se realiza desde hace miles de años y suele ser ocasión para contar una de las más famosas leyendas chinas sobre la Luna: la historia de la diosa Chang’e.

Los tradicionales “pasteles de luna” se comen durante todo el año y especialmente en el Festival de Medio Otoño. En “Más allá de la Luna”, la protagonista tiene una panadería especializada en estos pasteles. (Foto:Archivo Pixabay)

Existen varias versiones de la leyenda de la diosa, aunque en todas aparece el guerrero Houyi, el elixir de la inmortalidad y la eterna compañía del conejo de la diosa. Esta historia dio vida a la nueva película animada de Netflix “Más allá de la Luna”, que tiene como protagonista a Fei Fei, una niña que sueña con viajar al espacio para comprobar la existencia de la mujer.

“Más allá de la Luna”, la película de Netflix (Netflix)

Cuenta la versión más difundida de la leyenda que Chang’e fue la esposa de un famoso arquero llamado Houyi. La vida de la pareja era tan feliz que el guerrero visitó a la Diosa del Cielo para pedirle un elíxir de la vida eterna.

Cuando le entregó la poción, la diosa le avisó que una sola botella alcanzaba para hacer inmortales a dos personas y, que si solo uno lo bebía completo, volaría hacia el cielo.

Sin embargo, un día salió Hou-yi salió y dejó la botella en su hogar: entonces, uno de sus alumnos guerreros aprovechó para intentar robar la poción de la inmortalidad. Chang E luchó contra el hombre pero, en su afán por resistir el robo, bebió toda la poción.

Chan’e vuela hacia la luna. (Foto: Werner, E.T.C. (1922). Myths & Legends of China. Project Gutenberg)

Entonces, el cuerpo de la joven se elevó rápidamente hacia el cielo y se convirtió en una diosa. Para estar lo más cerca posible de la Tierra y de su amado, se quedó en la Luna.

Desde entonces, vive de forma solitaria en su palacio, con la eterna compañía de un conejo de Jade.

Las representaciones de la diosa, siempre con trajes de mangas anchas, perduran a través de los años y la popularidad de la leyenda persiste, según informa ChinaToday. Es un relato central durante el Festival de la Luna, que se celebra el día 15 del octavo mes del calendario lunar Chino, que este año fue el primero de octubre para el calendario gregoriano que se usa en Occidente.

Imagen tomada en el festival en Yichun, Jiangxi, durante la suelta de linternas. (REUTERS/Stringer)

Actualmente, varias expediciones espaciales que la República Popular China realizó para explorar el lado oscuro de la Luna llevan el nombre de la diosa Chang’e.


En esta nota:

China Culturas En casa



Comentarios