Un hombre de la comuna santafecina, Carlos Pellegrini, acusado de amenazar a su ex pareja e incumplir con la perimetral establecida, pagó 20 millones de pesos para no ir preso. A su vez, su libertad también depende de que no publique imágenes de ella y del hijo en las redes sociales.

El agresor de 56 años, cuyas iniciales son MHB, pagó la fianza más alta en toda la región centro-oeste de Santa Fe, según resolvió el juez Héctor Gabriel Candioti en una audiencia de medidas cautelares que se llevó a cabo en los tribunales de la ciudad.

Según detalló La Capital, el fiscal de la causa, Francisco Cecchini, explicó que tras imputar al hombre investigado le impusieron una serie de normas de conducta. A su vez, aclaró que no solicitaron la presión preventiva ya que la víctima no quería interrumpir el vínculo de su ex pareja con el hijo de ambos.

Cecchini le atribuyó al acusado seis hechos ilícitos: al primero por violación de domicilio, amenazas y desobediencia a un mandato judicial, y a los restantes cinco se los determinó como desobediencia reiterada a un mandato judicial. Todo bajo un contexto de violencia de género.

Violencia de género en Carlos Pellegrini, Santa Fe: cómo fue el pedido de ayuda

La víctima acudió a la organización Mumalá para pedir ayuda y defender sus derechos, la misma visibilizó el caso por amenazas, acoso y maltrato psicológico que la mujer recibía hacía 11 meses por parte de su ex pareja.

Frente a esto, a través de los medios locales y regionales se difundió la noticia e hicieron un reclamo a la Justicia para que intervenga de forma inmediata.

La denunciante especificó lo siguiente: “Hace 11 meses vengo padeciendo y soportando violencia psicológica, económica, acoso virtual, persecución, amenazas y agravios de todo tipo, por parte de mi ex pareja”.

Luego agregó: “Cumplí con todos los pasos que exige la ley, tanto en sede penal, como en sede civil. Hice más de 20 denuncias: en el COT, en el 144, en el Ministerio Público de la Acusación y en la comisaría de mi localidad, pero evidentemente la justicia tiene tiempos que no son los que necesitamos las víctimas. Lo único que logré fue una perimetral, que jamás fue cumplida”.

Innumerables denuncias por incumplimiento de la medida de distanciamiento, cientos de publicaciones en las redes sociales del imputado en las cuales amenaza y hostiga tanto a la víctima como a sus allegados.

La denunciante también acusó al hombre por injurias acerca de su profesión, el único sustento económico que tiene para su hijo y para ella. También recibió insultos en la calle. La niñera del menor de edad y amigas de la madre también denunciaron al sujeto en varias ocasiones por haber sido testigos y, a veces, víctimas de esa agresividad.

Carlos Pellegrini: La justicia tardó 11 meses en responder a sus denuncias. Foto: Castillo Pedro

Al pasar los meses y no conseguir una rápida y eficaz respuesta por parte de la Justicia, la mujer acudió a Mumalá, organización destinada a la defensa de los derechos de las mujeres.

Finalmente, el hombre investigado pagó una fianza de $20 millones y el fiscal determinó la prohibición por parte del sujeto de: portar armas, publicar en sus redes fotos y comentarios de su ex pareja y el hijo, y también tener contacto con la denunciante. A su vez, se lo obligará a realizar un curso de violencia de género.

Si incumple las medidas, el hombre será detenido nuevamente. Aun así, tiene permitido ver su hijo, según determinó el juez de la causa.