Mientras el Gobierno provincial advierte que la ciudad es una de las “zonas rojas” de Santa Fe frente a la pandemia, la vacunación contra el coronavirus en Rosario ya alcanzó al 11% de la población objetivo. Según el último informe oficial, se aplicaron menos de 20.000 segundas dosis desde fines de diciembre.

En el marco de la escasez de medicamentos para afrontar la emergencia sanitaria, la Municipalidad precisó que aplicaron la primera inyección a 86.203 habitantes. El grupo con mayor cobertura es el de mayores de 59 años, con 43.098 turnos atendidos sobre 175.901 personas identificadas.

La cantidad de vacunas aplicadas en la franja etaria en riesgo frente al COVID-19 es ligeramente inferior a la que corresponde a quienes tienen entre 18 y 59 años. Si bien en este caso se utilizaron 43.105 primeras dosis, esto sólo representa el 7% del total de habitantes que deben tener prioridad para acceder al tratamiento.

Según el informe que publicó la Secretaría de Salud sobre datos recogidos hasta el último miércoles, en Rosario se aplicaron 105.641 vacunas. En esa lista, 19.438 corresponden al segundo componente y sólo 2.238 de éstas fueron aplicadas a personas de 60 años o más.

La campaña sanitaria para frenar la propagación del virus inició este lunes una nueva etapa con la convocatoria de docentes y demás personal de las escuelas medias universitarias. A nivel general, la población objetivo en la ciudad está compuesta por 751.780 habitantes de 18 años o más.