En un contexto de crecimiento exponencial de la pobreza por la crisis económica que agravó la pandemia, la Iglesia María Auxiliadora ha intensificado tareas de caridad ofreciendo desayuno tres día a la semana para unas 200 personas en situación de calle.

//Mirá también: Buscan voluntarios para el censo de personas en situación de calle en Rosario

Además, durante la tarde también se ofrece una merienda y se entrega una vianda con comida. Las tareas de solidaridad social los realiza el grupo católico, Vicaría de la Caridad que funciona dentro de la Iglesia que está ubicada en Tucumán 1922.

Parroquia María AuxiliadoraDescubriendo Rosario

“Se prepara la comida tres veces a la semana cocinando en el lugar y los dos días son platos elaborados (viandas) que nos ofrece Cáritas”, señaló Alejandro, uno de integrantes del grupo católico. Además, esta organización apuntala el acceso a la ropa, calzados y abrigo para las personas que más lo necesitan.

Por otro lado, los segundos y cuartos viernes de cada mes funciona el grupo ¨mamá Margarita¨ que tiene como principal tarea acompañar a mujeres embarazadas y/o con niños pequeños. Además se trabaja en la gestión de trámites y turnos para acceder al DNI y a la Anses, así como también en la elaboración de currículums.

//Mirá también: Juan Grabois pidió que Ciudad Futura se sume al Frente de Todos

“Todo nuestro trabajo está fundamentado en la convicción de que cada persona es un hermano, por tanto, sus necesidades son las nuestras, en especial la de aquellos más olvidados. No agotamos nuestra labor a un solo aspecto, ya que tratamos de abarcar la integralidad y la complejidad de cada hombre y mujer que se acerca al lugar”, indicaron desde Vicaría de la Caridad.