Un trapito recibió prisión preventiva por 30 días luego de que rayara un auto porque su dueño se negara a pagarle.

El incidente ocurrió el sábado 13 de marzo a las 19:45 en López y Balcarce, cuando el cuidacoches se acercó al automovilista y le pidió plata. La víctima se negó y entonces el agresor agarró una moneda y le rayó el capot y la puerta trasera izquierda.

Fue entonces que el conductor aceleró y se retiró. Momentos después regresó con la policía que detuvo al violento trapito a quien el juez de primera instancia Gustavo Pérez de Urrechu imputó por daño en calidad de autor. Le dictó prisión preventiva efectiva por el plazo de 30 días.